Sabías que el Mar muerto lleva su nombre debido a la alta concentración de sales en sus aguas que hacen imposible la existencia de vida.

Cuando estás en el Mar muerto estás ubicado geográficamente entre Israel y Jordania, que lo comparten de forma igualitaria.

Sabías que si vas al Mar muerto y entras a sus aguas puedes estar suspendido sin intentar flotar debido a que el peso del agua, por sus sales y minerales, es tan fuerte que te puede sostener.

El Mar Muerto no es otro simple punto de paseo. Hay a su alrededor numerosos manantiales de agua mineral y lodo negro, especial para curar.

Y como último dato, te quiero contar un curioso secreto: En el área del Mar Muerto, debido la presión atmosférica, hay un 8% más de oxígeno.

Recuerda: por nada del mundo debes sumergir los ojos dentro de estas aguas y tampoco puedes intentar un buen clavado.