La mayoría de zoológicos no permite que entres ninguna clase de bebidas ni alimentos.

Debes hacer ese recorrido acompañado de un guía o una persona adulta.

Puedes llevarte recuerdos del zoológico, como camisetas, llaveros, cuadernos o lo que encuentres en las tiendas.

Puedes darle de comer a algunos animales, los monos comen banano, los elefantes maní, ten cuidado con los leones, no les puedes dar de comer.

Debes observar muy bien a los animales raros como el ñu, la cebra, el ornitorrinco, el oso perezoso, porque no los veras tan seguido.